Yogur, leche y limón es todo lo que necesitas para hacer tu propio queso fresco

Remedios 1634 Visitas

Cada vez tenemos más información sobre alimentación, sobre qué productos son más sanos para nosotros y qué ingredientes pueden ser perjudiciales a largo plazo.

Por eso, hace ya un tiempo que se han iniciado corrientes que buscan recurrir lo mínimo posible a los productos industriales, promoviendo no solo un consumo responsable sino también más saludable.

Hacer tu propio pan, bollería o yogures son algunas de las ideas que puedes encontrar en internet, pero hoy vamos a enseñaros a hacer vuestro propio queso fresco en casa.

Ingredientes:

1 litro de leche fresca entera refrigerada 1 yogur natural (sin azúcar, ni griego ni bifidus) El zumo de 1/2 limón Una gasa estéril de algodón hidrófilo Un bol Un molde para dar forma al queso (si es redondo, de unos 12 cm de diámetro)

Hierve la leche durante un par de minutos y retira del fuego. Después añade el yogur y el zumo de limón y mezcla bien hasta que esté todo integrado

Van a empezar a formarse grumos y la mezcla se volverá amarillenta. Es el momento de dejar reposar 3 horas antes de continuar

Coloca la gasa extendida sobre el bol y vierte la mezcla en ella. Ahora tenemos que presionar con fuerza para que el suero y el cuajo se separen, quedando este último en la gasa

Escurre bien, cierra la gasa e introdúcela en el molde. Presiona para que tome bien la forma y coloca un objeto pesado encima. Debe reposar en el frigorífico al menos media hora

Pasado este tiempo, abre la gasa y añade sal si quieres. Vuelve a colocarlo en el molde y déjalo en la nevera durante mínimo 8 horas antes de consumir

Ahora solo te queda preparar los mejores desayunos que puedas imaginar, ¿te animas a probar?

Compartir

Comentarios