Cómo usar bicarbonato para eliminar las arrugas

Uncategorized 33995 Visitas

El bicarbonato de sodio tiene diversas propiedades para eliminar las células muertas de la piel y desvanecer las líneas de expresión. Descubre cómo usar bicarbonato para las arrugas.

Hoy en día, existen aspectos relacionados con el cutis que sí que nos preocupan, en mayor o menor medida. Según las encuestas de los Laboratorios Vichy con motivo de su Campaña de la Piel Sana, a las mujeres españolas les preocupan las temidas arrugas (28%) y las imperfecciones (22%), seguidas del tono apagado (5%) y los brillos (4%). Por eso, en este artículo nos centraremos en las arrugas y cómo eliminarlas con un producto sencillo, útil y barato, el bicarbonato de sodio.

El bicarbonato es tan versátil que lo mismo podemos utilizarlo para la limpieza del hogar que para adelgazar o mejorar las molestias digestivas. Pero lo que nos interesa en este artículo son los usos que se le da para diversos tratamientos de belleza, como por ejemplo eliminar las arrugas de la frente.

Pero no solo nos permite quitar las arrugas de la cara, sino que sus posibilidades de uso son muchas más. Entre las más conocidas está su empleo para eliminar las manchas faciales o para blanquear los dientes. Descubre cómo utilizar el bicarbonato para frenar el envejecimiento del cutis.

Bicarbonato para eliminar las arrugas


En primer lugar, ¿cómo debemos usar el bicarbonato para quitar las arrugas de la cara? Existen distintas alternativas, aunque todas ellas se utilizan en forma de mascarilla. En este artículo te explicamos cómo se hacen las mascarillas con bicarbonato más efectivas para tratar las arrugas, que además podrás aplicarte en casa para lucir una dermis sin líneas de expresión.

Pero antes, queremos mostrarte las propiedades del bicarbonato para que sepas por qué es tan efectivo. Como hemos comentado antes, el bicarbonato es un producto muy recurrido en temas de belleza, pues tiene muchos beneficios que ayudan a disminuir la visibilidad de las arrugas y a retardar su aparición. Las principales propiedades del bicarbonato para las piel son las siguientes:

Es exfoliante, por lo que contribuye a eliminar las células muertas de la piel, evitando así la aparición de arrugas.
Ayuda también a mantener el nivel de pH de la piel y su humedad natural.
Además, favorece que la piel esté más tersa y, como consecuencia, no se notará la pérdida de firmeza que genera el paso del tiempo.


Cómo quitar las arrugas de la cara

Las arrugas aparecen con la edad y algunos malos hábitos, pero estos tres remedios que te mostramos pueden combatir y eliminarlas.

Mascarilla de bicarbonato y aceite de coco


El bicarbonato para combatir las arrugas suele utilizarse a través de mascarillas combinadas con otros productos para complementar así sus propiedades y mejorar sus resultados. Además, la ventaja de usar bicarbonato es que podrás elaborar tú misma una mascarilla para las arrugas casera.

Son muchas las opciones de las que disponemos, pero en este caso te explicamos cómo hacer una mascarilla de bicarbonato con aceite de coco, pues tiene un gran poder hidratante y rejuvenecedor sobre la dermis. Si quieres elaborar esta mascarilla para las arrugas necesitas:

Ingredientes:

Bicarbonato de sodio
Aceite de coco


Preparación e instrucciones de uso:

La elaboración de esta mascarilla para quitar las arrugas de la cara es muy sencilla, porque tan solo hay que mezclar una cucharada de cada ingrediente para conseguir una especie de crema homogénea y untuosa.
A continuación, aplica esta mezcla sobre tu rostro bien limpio previamente con un tónico, agua y jabón, agua micelar o algún producto similar.
Después, aplica la mascarilla con movimientos circulares suaves sobre la cara y el cuello.
Deja actuar durante 15 minutos y retira con abundante agua tibia.

Mascarilla de bicarbonato y miel


Otra mascarilla para las arrugas casera y bastante efectiva, sobre todo para el problema de las líneas de expresión y las arrugas de la frente, es la mascarilla de bicarbonato y miel. Estos dos productos son muy beneficiosos pues además de las propiedades del bicarbonato, debemos sumar las de la miel, la cual aporta una gran hidratación.

Por ello, esta mascarilla está recomendada para aquellos casos en los que se tiene la piel más bien seca, precisamente porque la miel le aportará mucha más hidratación y mejorará su estado. Presta atención a lo que necesitas para preparar esta mascarilla para las arrugas:

Ingredientes:

2 cucharadas de bicarbonato
1 cucharada de miel
Agua mineral


Elaboración y aplicación:

En primer lugar, diluye el bicarbonato en un poquito de agua para que se haga una pasta homogénea.


Cuando la tengas, añade una cucharada de miel a esa pasta.
Mezcla de nuevo hasta que vuelva a quedar una pasta homogénea y los ingredientes estén bien integrados.


Aplica esta combinación sobre tu rostro lavado previamente como lo harías con cualquier otra mascarilla para las arrugas.
Tras dejar actuar unos 15 minutos, retira la mezcla con abundante agua tibia.

Compartir

Comentarios